La salida de Leopoldo II de la Toscana

De las reformas de los √ļltimos a√Īos de gobierno en la Toscana, la m√°s importante es el C√≥digo Penal de 1786, que fue alabado y admirado en toda Europa, y que resum√≠a la abolici√≥n de la pena de muerte, la tortura y el encarcelamiento, que anteriormente se hab√≠an decretado por edictos, establec√≠a sentencias inusualmente indulgentes para la √©poca y prescind√≠a por completo del concepto de ¬ęcr√≠menes de majestad¬Ľ, as√≠ como los planes para una reforma integral de toda la Toscana, que una vez m√°s se prepararon muy minuciosamente.

Estos inclu√≠an los planes muy bien preparados para una reforma integral de todo el sistema educativo de la Toscana, que no se completaron debido a la salida de L. de la Toscana. La conexi√≥n con Pestalozzi que se estableci√≥ en estos a√Īos, la orden a la Brunswick. Hofrat y el profesor Eberhard Aug. Wilh. Zimmermann, un informe sobre la Toscana.

La continua guerra contra los turcos

Universidades de Pisa y Siena con propuestas para su ampliación, así como la elaboración de borradores para la unificación del sistema escolar y finalmente los planes para el establecimiento de teatros permanentes en seis ciudades más grandes, que sin embargo fracasaron, pertenecen a esta área. La noticia del rápido deterioro de la salud de José y luego de su muerte (20.2.1790) puso fin a las actividades de reforma en la Toscana.

La situaci√≥n que L. esperaba en Viena era extremadamente dif√≠cil: la continua guerra contra los turcos, una inminente guerra con Prusia y Polonia, el √©xito de la secesi√≥n de los Pa√≠ses Bajos austriacos apoyada por Prusia, un inminente levantamiento en Hungr√≠a y posiblemente tambi√©n en el Tirol, adem√°s del creciente descontento de la nobleza, en particular en las tierras bohemias-austriacas durante los √ļltimos a√Īos de gobierno.

Sin embargo, durante meses había estado desarrollando un programa para remediar la situación aparentemente desesperada. Había informado a sus hermanos Marie Christine, Maria Carolina y Max Franz, pero también a su hijo Franz en Viena desde Florencia, y les había pedido su cooperación y apoyo. Ya en las paradas de su viaje a Viena, había tratado de mejorar el estado de ánimo en los países por los que había viajado haciendo promesas y concesiones, pidiendo una compilación escrita de todas las quejas, etc.

Los campesinos y ciudadanos

En el Tirol, por ejemplo, hab√≠a tratado de presionar a los estamentos tiroleses que le parec√≠an especialmente peligrosos, prometiendo convocar un parlamento provincial, pero tambi√©n animando a los ¬ęWelsche Confinen¬Ľ a pedir una representaci√≥n en el parlamento provincial, que todav√≠a no le hab√≠an concedido.

De manera similar, luego busc√≥ contra el h√ļngaro. Los campesinos y ciudadanos, as√≠ como la nobleza no magiar. nacionalidades (serbios, rumanos) en el juego. Pero el factor decisivo fue Prusia, y aqu√≠ utiliz√≥ una pol√≠tica audaz y sencilla para tirar de la palanca. La Convenci√≥n de Reichenbach (27.7.1790) impidi√≥ la amenazante guerra con Prusia, la belga as√≠ como la amenazante guerra h√ļngara. Levantamiento prusiano.

Apoyo robado, elecci√≥n y coronaci√≥n en Frankfurt asegurada. El levantamiento belga se derrumb√≥, y el gobierno imperial fue derrotado. las tropas podr√≠an reocupar el pa√≠s sin luchar. Se concluy√≥ un armisticio con los turcos y luego la Paz de Sistowa (4.8.1791), que puso fin a la √ļltima guerra turca de Austria. Ya antes de eso, la maniobra de L. ya hab√≠a estado en Hungr√≠a.

La opini√≥n p√ļblica

Esto fue facilitado por la sabia concesi√≥n del rey, especialmente en asuntos de apariencia y prestigio. Gan√≥ la nobleza de las tierras bohemias-austr√≠acas aboliendo el apresuramiento y rechaz√≥ por todos lados las regulaciones de impuestos y registro de tierras Josefinas. Al igual que en la Toscana, tambi√©n en las tierras hereditarias austriacas y en el imperio, L. se esforz√≥ por ganar la opini√≥n p√ļblica e iniciar gradualmente reformas bien preparadas.

Sin abandonar la sustancia de las reformas Josefinas, se acomod√≥ a la Iglesia aboliendo los seminarios generales, de los cuales hab√≠a pensado mucho antes que s√≥lo los hip√≥critas eran educados all√≠ por la presi√≥n del estado. Con una reforma verdaderamente ¬ędemocr√°tica¬Ľ de la ense√Īanza seg√ļn las propuestas de su antiguo maestro Martini, retom√≥, por as√≠ decirlo, aquellos planes y aspiraciones que hab√≠a tenido que dejar inconclusos en la Toscana.

Leopoldo el Sabio

Las coronaciones de Frankfurt (9.10.1790), Bratislava (15.11.1790) y Praga (6.9.1791) aumentaron el prestigio del monarca, que fue celebrado como ¬ęPr√≠ncipe de la Paz¬Ľ, ¬ęRey Pastor¬Ľ y ¬ęLeopoldo el Sabio¬Ľ. Sin embargo, la burocracia josefina centralista-absoluta no pod√≠a entender la idea de la autonom√≠a regional y local y la mejora y modernizaci√≥n de los estamentos, que √©l defend√≠a.

Ni tampoco pod√≠a entender la organizaci√≥n colegiada de las autoridades, que criticaba por ser demasiado ¬ędemocr√°tica¬Ľ, y la ve√≠a s√≥lo como una ¬ęreacci√≥n¬Ľ a las tormentosas reformas josefinas. As√≠ se ha establecido la idea clich√© de la ¬ęreacci√≥n de L.¬Ľ, que s√≥lo ha sido corregida por investigaciones recientes.

El hecho de que su ¬ęc√≠rculo secreto de colaboradores¬Ľ, que entonces formaba el n√ļcleo de los ¬ęjacobinos¬Ľ tanto en Viena como en Hungr√≠a, no era una ¬ępolic√≠a secreta¬Ľ reaccionaria y represiva, sino m√°s bien un medio ciertamente problem√°tico en algunos aspectos para informar al gobernante e influir en la opini√≥n p√ļblica, s√≥lo ha quedado claramente demostrado por investigaciones jacobinas m√°s recientes.

Leave a Reply