La mera existencia a la prosperidad

La moda es envidiable

Hace amigos fácilmente y siempre está planeando la próxima reunión o celebración. Su sonrisa puede iluminar toda la habitación y su sentido de la moda es envidiable. Ella ha pasado de la mera existencia a la prosperidad, y me encanta poder presenciarlo todo. Zoe ha tenido una transición excepcionalmente positiva. Nuestras familias y el círculo social cercano la han abrazado. Nuestro barrio y nuestra ciudad han sido increíblemente amables. Su trabajo ha sido de tal apoyo que le hicieron una fiesta de presentación, una historia que atrajo la atención de todo el mundo.

Un nivel completamente nuevo

Mi atracci√≥n por Zoe creci√≥ a un nivel completamente nuevo, y admit√≠ que un matrimonio entre personas del mismo sexo era mejor para m√≠ – algo que hab√≠a conocido durante toda mi vida, pero que hab√≠a estado enterrado. Los armarios parecen de familia. Zoe es hermosa, tanto por dentro como por fuera. Todo en ella brilla como nunca antes lo hab√≠a hecho. Es amable, suave y cari√Īosa. Ella es todo lo que siempre quise en una pareja, y me resulta imposible no quererla.

Un cielo de campo azul

Poco m√°s de dos a√Īos despu√©s de esa miserable noche de cita, Zoe y yo estuvimos bajo un cielo de campo azul y nos recitamos nuevos votos el uno al otro. Prometimos ser siempre la mejor amiga del otro, aguantar las tormentas y envejecer con pantalones de yoga y viendo la televisi√≥n juntos, como el par de mam√°s de los suburbios que somos. Nuestros padres nos acompa√Īaron al altar. Nuestras mam√°s dieron discursos que nos conmovieron a todos hasta las l√°grimas. Nuestros hijos tambi√©n participaron. Alexis, de catorce a√Īos, era nuestro DJ, Jackson, de diez, nuestro portador de anillos, y Aerik, de veinte, que fue un beb√© en nuestra primera boda, ofici√≥ esta.

Un fotógrafo para capturar ese día perfecto

Celebramos la noche fuera con los muchos familiares y amigos que han estado a nuestro lado durante toda la noche. Y s√≠, finalmente tuvimos un fot√≥grafo para capturar ese d√≠a perfecto.Luego llevamos a los ni√Īos a una luna de miel familiar al oeste. Zoe y yo caminamos por senderos de monta√Īa y calles de la ciudad de la mano – como esposa y esposa – agradecidos de haber salido del otro lado m√°s cerca y m√°s conectados. La renovaci√≥n de nuestros votos fue el comienzo simb√≥lico de una vida nueva y m√°s aut√©ntica.

Si me pidieran que describa a mi familia hoy, les dir√≠a que somos dos madres, dos ni√Īos y una ni√Īa que cambiaron nuestras vidas para mejor. Algunos nombres y pronombres han cambiado, pero el amor ha permanecido igual. Somos el caf√© con leche de vainilla de las familias, con chispas de arco iris encima. Esta historia fue publicada originalmente en 2017.

Leave a Reply