Biografía de Hans Erich Pfitzner

La vida

Después de que la familia regresara de Moscú en 1872, P. asistió a la Klingerschule de Frankfurt/M. a partir de 1878 y estudió en el Conservatorio Hoch’schen de 1886 a 1990 (teoría musical con Iwan Knorr, piano con James Kwast, su posterior suegro). Además de un estudio intensivo de la filosofía de Schopenhauer, su amistad con el periodista →Paul N. Cossmann (1869-1942) y su contacto con →James Grun (1866-1928), el letrista de sus dos primeras óperas («Der arme Heinrich» y «Die Rose vom Liebesgarten») tuvieron una influencia particularmente fuerte sobre él.

Después de enseñar y ocupar cargos de Kapellmeister en Coblenza y Maguncia, donde «Der arme Heinrich» se interpretó por primera vez en 1895, P. enseñó composición en el Conservatorio Stern’schen de Berlín de 1897 a 1907, donde también trabajó como Kapellmeister en el Theater des Westens a partir de 1903. En el período de Berlín se estrenó «Rose» (1901 en Elberfeld) y se aceptó esta obra de Gustav Mahler en Viena (1905); éste fue también el comienzo de una relación de decenios con Alma Mahler (1879-1964).

La labor artística de P.

Un punto culminante en la carrera y en la labor artística de P. fue su nombramiento como Director Municipal de Música y Director del Conservatorio de Estrasburgo (1908-18), donde también fue Director de la Ópera en 1910-16, estableció una escuela de ópera y apareció como director y realizador en numerosos conciertos y representaciones de obras músico-dramáticas.

En Estrasburgo creó la poesía y la música de su ópera más famosa «Palestrina» (estrenada en 1917 en Munich bajo la dirección de Bruno Walter), que según su estructura y declaración sigue un lema de Schopenhauer y fue considerada por el propio P. como una confesión de vida.

Estableció la relación con →Thomas Mann (1875-1955), que se intensificó -por ejemplo, a través de Mann como cofundador del «Hans-Pfitzner-Verein für deutsche Tonkunst» (1918)- hasta 1922, sólo para romperse debido a la actitud contraria de ambos hacia la República de Weimar y el Tercer Reich.

Una clase magistral de composición

Tras huir de Estrasburgo ante la derrota alemana en la Primera Guerra Mundial, P. se instaló en Schondorf/Ammersee en 1919, desde donde trabajó en el bando prusiano de 1920 a 29. Akademie der Künste en Berlín de donde dirigió una clase magistral de composición, de la que surgieron renombrados compositores (Felix Wolfes, Hermann Ambrosius, Robert Rehan, Eduard Hebra, Gerhard Frommel).

Ahora comenzó una fase especialmente productiva para P. (sonata para violín op. 27; cantata de Eichendorff «Von deutscher Seele» op. 28; concierto para piano op. 31; concierto para violín op. 34; cuarteto de cuerdas op. 36, así como varios ciclos de canciones); además, publicó con «Die neue Ästhetik der musikalischen Impotenz, Ein Verwesungssymptom? (1917, 21918, reimpreso en 1926 en; Ges. Schrr. II), el más provocador de sus escritos teóricos.

La falta de conciencia nacional alemana

Partiendo de una crítica radical a Ferruccio Busoni, P. se opuso a la atonalidad y vinculó las tendencias progresistas de la música contemporánea a corrientes como el bolchevismo, el americanismo y el pacifismo, a las que creía que había que oponerse decididamente. La falta de conciencia nacional alemana y especialmente el «judaísmo» le pareció responsable de la «impotencia», el supuesto declive de las fuerzas creativas.

El trauma de la temprana muerte de su esposa en 1926 inició la transición a su último trabajo: Con «Lethe» (op. 37, después de C. F. Meyer, 1926) y la segunda cantata, «Das dunkle Reich» (op. 38, 1929), surgieron vivas reflexiones musicales sobre el fenómeno de la muerte. La última ópera de P. «Das Herz» (1931), una especie de paralelismo con la leyenda de Fausto, le llevó a abandonar el trabajo de la ópera por la falta de resonancia.

Profesor de la Akademie der Tonkunst de Munich

En 1929 apareció el libro «Werk und Wiedergabe» («Obra y reproducción») como tercer volumen de la «Gesammelte Schriften» («Escritos recopilados»), en el que P. definió fundamentalmente su concepción del teatro apto para las obras. En el mismo año fue nombrado profesor de la Akademie der Tonkunst de Munich (hasta 1934).

Los numerosos honores que el ahora famoso profesor había recibido (entre otros la orden «Pour le mérite», 1925) no continuaron en el Tercer Reich en la medida que P. esperaba, después de haber tratado de distinguirse – sin pertenecer nunca al partido – como precursor de la cosmovisión nacionalsocialista a través de sus escritos teóricos.

El título honorífico

Aunque recibió el título honorífico de «Senador del Reich por la Cultura» en 1936 y un regalo honorífico de 50.000 Reichsmark de Goebbels en 1944, se convirtió en objeto de la falta de voluntad de Göring y Hitler a través de múltiples presentaciones y quejas y fue incluido en los archivos del Ministerio de Propaganda como alborotador. Por otra parte, fue cortejado por el Gobernador General de Polonia, →Hans Frank (1900-46), a quien P. conocía personalmente desde mediados de los años treinta.

Desde el punto de vista artístico, estos años trajeron consigo otras obras importantes, como la Sinfonía en do sostenido menor op. 36a (un arreglo del cuarteto de cuerdas), estrenada en 1933, los dos conciertos para violonchelo op. 42 (1935) y op. 52 (1943), las sinfonías op. 44 (1939) y op. 46 (1940), el cuarteto de cuerdas op. 50 (1942) así como piezas para piano y varios ensayos más pequeños.

Leave a Reply